Snyder’s Cut de Justice League… llegó la era de los superhéroes

EL CONTEXTO

El año 2017 fue complicado para Zack Snyder al enfrentar la presión de un estudio como Warner Bros por querer alcanzar a Marvel Studios en taquilla internacional con una saga de casi 10 años como #TheAvengers. Snyder se enfrentaba con algo más duro, el suicidio de su hija Autum, tema que Warner aprovechó para hacerlo a un lado de su visión que venía armando desde #ManOfSteel y, en retrospectiva, tampoco terminó de consolidar con #BatmanVSuperman

Todo esto era lógico ya que Marvel Studios estaba siendo Marvel en su más grande apogeo y Warner junto con DC no supieron hacerse a un lado y entender que en ese momento y espacio de tiempo no podían competir contra un monstruo que se armó con inteligencia y buenas historias interconectadas. 

Después de la muerte de la hija de Snyder, este se hizo a un lado, o mejor dicho, lo hicieron a un lado, aprovechándose de la manera más cruel de un suceso familiar para poder quitar a un director que, según ellos, me refiero a Warner, no les funcionaba comercialmente. Whedon toma el mando y utiliza sólo el 10% de lo filmado por Snyder. Elimina totalmente una visión que completaba la trilogía de Zack Snyder y tenemos lo que vimos en el 2017.

El #SnyderCut comenzó gracias a que varios curiosos y fans querían conocer la visión del director. Warner negó, junto con Josh Whedon que hubiera un corte de Snyder. Argumentaron que Whedon solo hizo unas ligeras regrabaciones. Sin embargo todo fue una mentira, el estudio puso al cast y a Josh a marchas forzadas a re hacer la película, desde la historia, el guion y el tono, cambiando todo o, desechando todo lo que Zack había hecho y que no pudo completar. 

La campaña de los fans pidiendo la versión de Snyder sobre #JusticeLeague estaba tomando las redes sociales y se logró que #HBOMAX se decidiera a distribuirla en su plataforma y que Warner diera 60 mdd extras para que Snyder terminara su visión. 

El director logró lo impensable. Desde el inicio la película tiene el tono del que tanto y tantos se quejaban y, que ahora incluso los fans, extrañaban. La seriedad con la que Snyder trata a su personajes tenían un objetivo fijo, había un rumbo que seguir, solo que nadie, ni siquiera los seguidores del Universo, pudieron ver. El corte de Snyder cierra de manera excelsa y cíclica la trilogía que él mismo comenzó con el visto bueno de Nolan. Y siendo honestos, el estilo de Snyder es lo más cercano a “El caballero de la noche” que podemos tener. 

La visión de Snyder para esta película con una larga duración es absolutamente lo que se necesitaba para dar frente en taquilla: Villanos memorables, héroes impresionantes, humor muy restringido y balanceado, aún así necesario, historia que complementa a sus dos predecesoras y, sin duda alguna, un estilo visual que deja en ridículo el trabajo que Josh Whedon, a manera de un Frankenstein fílmico, había creado con Warner. 

Hubo momentos que la emoción salía de mis ojos por lo que estaba presenciando. Un mensaje familiar fulminante, un homenaje al luto y a la pérdida de un hijo que te deja en silencio y, unos ganchos lineales que te dejan con ganas de más. Zack Snyder cierra temas que había dejado abiertos en las películas anteriores y que hoy, con esta visión, supo cómo complementar, pero también borrar las malas opiniones sobre su visión y tono oscuro de la historia. Todo esto no hubiera sido posible sin la música de Junkie XL que, pone la nota y tema exacto en la aparición de cada uno de los personajes. Para nada se extraña la participación de Hans Zimmer, aunque hubiera sido un plus impresionante. 

Sin soltar mucho de la película, “Zack Snyder’s Justice League”sí logra hacer justicia a tres cosas: la cosa extraña que tuvimos que aceptar de Josh Whedon. La visión y tono de Zack Snyder, que resultó ser lo que necesitaba este universo para ser lo que es, porque nunca será Marvel. También dar honor a los personajes con los que crecimos durante décadas. 

LA FORMA Y EL TONO

Mencioné párrafos arriba que la película saca y suda el estilo visual de Zack Snyder por los poros. ¿Ha cambiado en algo desde “Man of steel”? Ni un solo grado de pantone. Sigue siendo oscura, catastrófica y épica en sus movimientos. Sin embargo, esta vez es extraño porque aunque no ha cambiado en nada su forma de presentar sus películas, incluso aquí está mucho más exacerbado, es todo lo que actualmente muchos están alabando, cuando este estilo visual siempre ha existido en la visión del director. Solo que ahora, pienso, que el espectador ha cambiado en su apreciación sobre el tema de la muerte, el duelo y el cómo sobrellevarlo en medio de la tragedia. Ahora el tono y la forma de Snyder toman relevancia después de un año como lo fue el 2020. Parece que muchos vemos la ausencia de un ser querido desde un punto de vista distinto, algunos perdieron la batalla en el camino, ya desde ahí Zack nos llevaba ventaja.

Su filmografía aunque es irregular en cuanto a taquillas y reacciones de los críticos, pero también de los espectadores, siempre ha sido coherente y consistente con una visión de la vida mucho más aterrizada, pero también hay que decirlo, necesariamente fatalista y pesimista. “Justice League” en la versión y visión original de su director no falta en nada a este estilo y por obvias razones, de esto se benefician todos los personajes dentro de la película, resaltando que la fórmula de Marvel para los superhéroes en cuanto a intención cómica y gags, no funcionan para todos.

El proyecto de Zack Snyder esta vez se nota mucho menos apresurado, más maduro y sí, con cuatro horas hubiera sido demasiado que no lo lograra. 

EL TEMA

Sin duda la máxima inspiración que Zack Snyder tuvo para poder concretar su versión de la historia fue la muerte de su hija. El tema de la muerte y el duelo es algo que nos tocó a muchos este ultimo año. El sentimiento de desesperanza y ausencia que sufrió Snyder en el proceso de llevar a término está película es abrumador, pero también supo cómo contagiarlo por medio de la pantalla gracias a un guion emotivo al mismo tiempo de sensible, esperanzador y humanista. 

Para todos los detractores que puedan decir que el tema de la muerte también lo tocó Marvel en sus películas, sí, eso es verdad, sin embargo la cámara de Snyder suele captar tonos emocionales que, por cuestiones de estilo, Marvel y Disney no pueden igualar. El ojo de Zack es sensible, artístico, así como también, un poco autoral en un registro Terrence Malick en algunas tomas… y eso se agradece.

“La liga de la justicia” de Zack Snyder no solo es un logro de un grupo de fans, también es la catarsis emocional de un director que supo analizar sus emociones de luto y ausencia de manera que todos nos identificáramos con él. 

Luis Toriz

Por Luis Toriz
Sitio web: https://cineofata.blogspot.com/
Twitter: @JonathanToriz
Facebook: @CDesclasificandoElCine
Instagram: @elultimovivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s