Mórbido 2020: Frank y Zed, el ataque gore de los muppets

Frank y Zed
(Frank & Zed, Jesse Blanchard, 2020)

Durante mucho tiempo, las marionetas o ‘muppets’ fueron representados de una forma linda, amistosa y afable. Los más claros ejemplos de ello fueron los creados por Jim Henson, como la Rana René o Miss Piggy, o el show de televisión de Plaza Sésamo, donde se usaban a estas criaturitas peculiares con fines educativos.

Sin embargo, hay marionetas que no obedecen ese canon. Basta remontarnos a Meet The Feebles (1989) de Peter Jackson, a los ácidos Trey Parker y Matt Stone en la sátira de Team America:Policia Mundial (2004), o incluso a la reciente cinta del hijo de Jim Henson, Brian, ¿Quién Mató a los Puppets? (The Happytime Murders, 2018), para ver que no siempre son sonrientes, dulces y bellos.

Este año, gracias a la treceava edición del Mórbido Film Fest y a una travesía de poco más de seis años por parte del director Jesse Blanchard, podemos encontrarnos con unas marionetas llenas de sangre, violencia y gore, pero con mucho corazón en medio de una “orgía de sangre”, encabezada por dos personajes monstruosos, Frank y Zed.

Esta pareja de criaturas que, claramente son un homenaje tanto al género zombie como al legendario cuento de Mary Shelley, Frankenstein, viven en un castillo destruido donde unos 200 años atrás se libró una batalla en el pueblo vecino, amenazado por la figura malvada de un hechicero. Para salvar a sus súbditos, el Rey de este poblado hizo un pacto, y el precio a pagar por la salvación de sus cuerpos fue una “orgía de sangre”, una deuda que inevitablemente se tendrá que pagar.

Es así que Frank y Zed, sobrevivientes y a su vez víctimas de esta batalla antigua, sobreviven como pueden hasta que esta deuda del pasado regresa para cobrarle tanto al Rey regente como a su pueblo lo prometido en la leyenda, situación que llevará a que estos dos monstruos colisionen con el pueblo para saciar esa sed de sangre.

La historia de Blanchard muestra una amistad, el vínculo que une a Frank y Zed, y cómo, tal vez, ellos no sean los verdaderos monstruos en el relato, algo muy clásico en el género. Mientras los sangrientos hechos van pasando, vamos conociendo más acerca de este zombie y de esta criatura humanoide creada con restos de la gente del pueblo asesinada hasta darles un final emotivo.

La última media hora del filme nos entrega justamente lo que promete, una demencial orgía de sangre de marionetas, pocas veces vista en cine, llevándonos a unos extremos que pueden provocar risa pero un genuino entretenimiento gore que a los amantes del género les dejará un buen sabor de boca.

Creado con su productora Puppetcore, que como dice su lema, hace que cobren vida las marionetas para después matarlas sin piedad desde el 2009, Frank y Zed es una cinta llena de violencia, sangre y gore pero también de un profundo amor por un proyecto que se ve reflejado en los personajes principales y su historia, creando un lazo infame que los une hasta los actos de locura final de los que somos testigos. 

Hay que destacar el arduo trabajo artesanal en el diseño de las marionetas, donde Blanchard demuestra su compromiso por entregar un producto lleno de pasión y unas cuantas tripas que llega a buen puerto y nos remite no sólo al cine clásico de terror sino que nos demuestra que las marionetas no siempre son como las pintan.

A.J Navarro

Por A.J. Navarro
Mis redes:
Twitter:@JustAJTaker
Facebook: @Aj Navarro
Instagram: @ajnavarro007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s