ENTREVISTA RFF. Natalia Meshaninova, directora de El corazón del mundo.

La directora Natalia Meshaninova respondió para Oculus Todo el Cine algunas preguntas sobre El Corazón del Mundo, filme que forma parte de la selección del Festival de Cine Ruso 2020. La película muestra a Egor, quien es veterinario y trabaja en una granja. Sus patrones entrenan perros y zorros para competencias, por lo que un grupo animalista comienza a indagar en sus actividades.

La película muestra un tema muy importante, el maltrato animal. Pero al mismo tiempo el personaje principal, Egor, es un amante de los animales. Sobre este complejo y contradictorio guion, la directora Natalia Meshaninova nos platicó:

Después de mi película debut “The Mill” Hope “, seguí pensando: tengo que seguir filmando cosas. ¿A qué debo ir? Entonces, junto con Stepan Devonin, quien no solo es mi esposo, sino también mi muy buen amigo y coguionista, comenzamos a pensar en lo que se podría hacer. Al principio iba a ser solo una historia sobre eco-terroristas. Pero cuanto más investigábamos sobre el tema, mayor era la decepción. Porque en Rusia no tenemos un eco-movimiento tan poderoso como en Europa o América. Demasiadas prohibiciones

Empezamos a trabajar en la sinopsis, pero estaba luchando desesperadamente con ella: me di cuenta de que no había lugar para mí en esa historia. No pude sentir los personajes. Muy confundida, se lo conté a Stepan. Y decidimos cambiar la historia en una dirección completamente opuesta. Y así es como evolucionó ahora lo que se puede ver en la película: búsqueda de refugio, relaciones entre padres e hijos, abandono.

Stepan puso gran parte de su propia infancia en “El corazón del mundo”. Algunos detalles, que son imposibles de inventar a propósito. Por ejemplo, la escena donde los niños se sientan con el trasero desnudo sobre el balde lleno de polluelos, así jugaba él de niño. Y toda esta conexión con los perros y otros animales domésticos, todo es su experiencia muy personal. Entonces, estábamos creando la historia juntos para que él la encarnara más tarde en la pantalla. Y el personaje también se organizó en torno a sus rasgos personales y reacciones emocionales. El personaje principal de nuestra historia es una especie de psicótico, no se siente cómodo en su propia piel. Quiero decir que el personaje, por supuesto, es mucho más inestable que Stepan, pero Stepan siente y entiende esa mentalidad. Entonces, pasamos casi un año trabajando en nuestra historia.

Esta película también está relacionada con la libertad, la libertad animal y humana. Parece que, humanos y animales, se acostumbran a la esclavitud y al abuso, a cambio de un poco de estabilidad, paz e incluso amor. La escena en la que los zorros perdidos regresan a casa, enmarca una metáfora en relación al comportamiento de los seres humanos. Sobre lo anterior, Meshaninova nos compartió la idea que quiso transmitir al respecto.

“El corazón del mundo” brinda a la audiencia la oportunidad de leer el mensaje en diferentes niveles. Por ejemplo, ciertamente puedes ir con el nivel de la superficie y ser como “el director dice que vivir en una jaula es mejor que vivir libre”, o “los animales son mejores que los humanos”. Pero creo que es importante sentir a los personajes principales (no solo a Egor), entonces puedes entender realmente de qué trata la historia. Nuestra película desafía a la audiencia a profundizar. Si tuviera que contar sobre la película en una frase, sería: “El corazón del mundo” es una película sobre cómo encontrar un hogar y todos los niños abandonados del mundo”, explicó la directora rusa.

También la película una escena algo violenta sobre cómo unos perros persiguen a zorros. Al preguntarle cómo filmó estas secuencias sin lastimar a los animales pero sin diluir el significado conceptual, Natalia Meshaninova nos platicó:

En nuestra película mostramos una estación de entrenamiento legal para perros de caza. Todo lo que se ve allí es absolutamente legal. Todas las jaulas y perreras están organizadas de acuerdo con los requisitos estatales, y los zorros salvajes se mantienen allí de acuerdo con las reglas estatales, todo en seguridad y bajo control. Todavía no tenemos legislación en contra. Aunque en Europa, emisoras como esta están prohibidas. Por eso, cuando proyectamos la película en Trieste, el público pensaba que era ilegal y mostramos a los cazadores furtivos.

Las escenas de los perros se hicieron de forma absolutamente documental. Simplemente soltaban a los perros y lo filmamos, nadie sabía si iba a haber alguna pelea. Una vez tuvimos una toma, cuando un perro estaba ladrando a un zorro durante 10 minutos, lo cortamos. En la caza real, el perro tiene que sacar al zorro de su agujero o simplemente sujetarlo por el cuello mientras el cazador saca al animal. Si es un perro fuerte, incluso puede sacar al zorro. En las competiciones, las reglas requieren que el agarre ideal sea que el perro simplemente sujete al zorro, sin lastimarlo, cuando ninguno de los dos se lastime. Así que los perros solo estaban mostrando su agarre seguro, y eso es lo que filmamos.

Y para finalizar, describió cómo considera que sería una relación sana y respetuosa entre animales y seres humanos.

Sé que los derechos de los animales es un tema muy delicado, que incluso puede alejarnos de la trama principal. Mi objetivo es evitar este tipo de discusión. Porque una estación de entrenamiento de caza como esa es solo un trasfondo de nuestra historia. Sí existen, es un hecho. Personalmente, no tengo una opinión inequívoca al respecto, así que prefiero no tomar partido. Incluso el “verde”. De hecho, lo ponemos en nuestra película, la historia, cuando los activistas ecológicos liberaron en secreto a los zorros de sus perreras. Más tarde, después de que terminó el tiroteo, descubrimos que sucedió algo similar en la estación propiedad de alguien que conocíamos. La diferencia fue que no soltaron zorros, sino tres familias de jabalíes con lechones. Todos ellos fueron devorados por los lobos, el propietario perdió la mayor parte de su ganado y se fue de borrachera alcohólica.

“El corazón del mundo” es parte de la selección del Festival de Cine Ruso 2020, y puede ver hasta el 17 de diciembre de forma gratuita en Filmin Latino.

Sara Zapién

Por Sara Zapién
Mis redes:
Twitter: @sarazapienc
Facebook: @sarazapiencortes
Instagram: @sarazapienc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s