Reseña de una película inexistente: “Zombis en el cañaveral”

El realizador argentino, Ofelio Linares Montt consiguió cambiar la historia del cine de género y de protesta social en el año de 1965 por medio de la primera película de zombis.

Así es, la historia del cine por medio de reseñas, pietaje e incluso entrevistas con George A. Romero, siempre nos indicaron que La noche de los muertos vivientes era el seminal del cine de zombis, sin embargo, una película de producción tucumana, junto con su creador, merecen ese papel en los anales de la historia cinematográfica no solo en argentina, sino también en el mundo.

Zombis en el cañaveral filmada en la Ciudad de Tucumán, cuenta la historia de un virus desconocido que ataca a una población centrada dentro de los cañaverales de la Ciudad argentina. Barbara, una joven que viaja con su hermano se ven rodeados de pronto por una horda de hombres y mujeres hambrientos de carne humana. Al llegar a una casa en medio de un paraje, encuentran un refugio con más sobrevivientes dentro de un sótano. La lucha por la supervivencia comienza.

La película que 50 años después reclama el puesto del origen del subgénero de cine de zombis, fue censurada en su momento por ser un panfleto político revolucionario que, en el terreno de los subtextos a, instaba a la población argentina a rebelarse en contra del gobierno de ese momento. Las revoluciones juveniles del momento en Francia y otros países encendieron una llama alebrestadora por exigencia de derechos y mejores condiciones tanto en educación como laborales y, Argentina no sería la excepción.

Zombis en el cañaveral de Ofelio Linares Montt fue proyectada en aquella década en cine Galaxy en New York, con muy pocas expectativas la película se volvió un referente del cine de terror moderno y comenzó a tomar relevancia, pero debido a su discurso subversivo, pornográfico y violencia extrema sufrió de censura como muchas otras producciones alrededor del mundo. La sociedad tanto argentina como americana no estaban en condiciones ideológicas para procesar, filosóficamente hablando, una película como Zombis en el cañaveral.

La década de los sesentas se convirtió en un semillero de revueltas y revoluciones, protestas de todo tipo. En 1968 le siguió México con la Noche trágica de Tlatelolco el 2 de octubre, en vísperas de las olimpiadas, lo que ocasionó que el país entrara en una oportunidad para hacer ver sus peticiones al mundo.

Si llegaste hasta este punto y mientras leías, te preguntabas porqué el padre de los zombis, George A. Romero nos había mentido tan descaradamente, pues no. Zombis en el Cañaveral: el documental, es un material del estilo de muchos como: En busca de Sugar man de Malik Bendjelloul en el 2012, una técnica llamada “mocumentary”, que trata temas que son realmente improbables de que hayan sucedido, pero que el tratamiento del documental, en conjunto con todas sus herramientas le proporciona una verosimilitud que engaña al espectador que probablemente no conoce el tema abordado o del cual sólo ha escuchado muy poco.

Por ejemplo que muchos hemos escuchado de las películas de zombis y conocemos La noche de los muertos vivientes, pero muy pocos conocen su historia, orígenes y mucho menos al director. Martin Chimbre, director de Zombis en el cañaveral: el documental lo hace extraordinario y maneja la técnica como un maestro al mezclar una anécdota ficticia con hechos reales que le proporcionen un contexto como la rebelión tucumana de los años sesenta, la censura de diversas películas que incluían desnudos parciales y por las cuales sus participantes fueron arrestados o perseguidos por el gobierno argentino. Todo esto acompañado de entrevistas a personalidades reales y críticos de cine locales que entran en el juego de engañar al espectador.

Sin duda una gran cinta que proporciona un homenaje a George A. Romero, el cual estaría divertidísimo y honrado de ver un material de este tipo dedicado sólo para él. Zombis en el cañaveral: el documental lo encuentran dentro del Festival de Cine de Terror Macabro que ya está en la plataforma de Filmin Latino: www.filminlatino.mx en la sección de Macabro, no tiene ningún costo inscribirse y tampoco ninguna película de la muestra 2020 del festival.

Luis Toriz

Por Luis Toriz
Sitio web: https://cineofata.blogspot.com/
Twitter: @JonathanToriz
Facebook: @CDesclasificandoElCine
Instagram: @elultimovivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s